Search
  • Melissa Fortin

El Mejor Colágeno


¿Sabías que el colágeno es algo que tu cuerpo produce naturalmente? Aunque no lo creas, el colágeno no solo viene en una pastilla o un pollito..lo produce tu cuerpecito.


Si prefieres ver video en lugar de leer, ingresa aquí.


Seguramente conoces el colágeno como una pastilla que te venden en la farmacia o en la tienda de conveniencia o un polvito que te ayudan con las uñas, el pelo, la piel y hasta con dolores de articulaciones. ¿Verdad?

Pero, ¿sabías que el colágeno es una proteína que produce tu cuerpo? Esta proteína le da a tu piel su estructura y su capacidad de estirarse. Pero, a medida que vamos envejeciendo, producimos menos colágeno–por eso tenemos más arruguitas y piel más finita a medida que envejecemos.

No me extraña entonces que hay un boom de suplementos de colágeno en el mercado, porque pues nadie quiere hacerse vieja. Pero, ¿son realmente efectivos estos suplementos? ¿Cuál es la diferencia entre el suplemento de colágeno y el colágeno que obtenemos de los alimentos?

La diferencia radica en la bio-disponibilidad–es decir, la habilidad de tu cuerpo para usar ese nutriente.

En palabras sencillas, tu cuerpo absorbe mejor el colágeno que proviene de los alimentos, primero porque está diseñado así (Dios no vendía colágeno en pastillas en el Jardín del Edén…o si…¿Será por eso que Eva se comió la manzana? Hmmm…) y segundo, porque los suplementos en el mercado no llevan una regulación tan estricta, entonces no sabes en cuál puedes confiar.

Cuando comes alimentos ricos en colágeno o alimentos que promueven la producción de colágeno en tu cuerpo pueden ayudar a crear los ladrillos constructores (también llamados amino ácidos) que necesitas para esa piel de envidia que tanto quieres.


A ver me pongo la capa de científico para explicar términos técnicos: hay tres amino ácidos importantes para poder sintetizar el colágeno: prolina, lisian y glicina. Hay muchos alimentos que contienen estos amino ácidos o que promueven la creación de esos amino ácidos para que estos promuevan la producción de colágeno en tu cuerpo.

Entonces, te quiero dar algunos ejemplos de alimentos que te ayudan con todo esto que te acabo de explicar, pero coge lápiz y papel porque son varios y si no los apuntas, esto se te va a olvidar:

El CALDO DE HUESO: Este es uno de mis favoritos, no solo porque es fácil de hacer sino porque no gastas literalmente nada de $$. El caldo de hueso se hace con huesos de cualquier producto animal que usaste: res, pollo, pescado por ejemplo. Así que no desperdicias nada. Contiene calcio, magnesio, fósforo, colágeno, glucosamina, amino ácidos y muchos otros nutrientes…todo dependiendo de qué tipos de hueso y la calidad que uses. Si quieres mi receta de caldo de hueso dímelo en los comentarios y entonces les hago un videito después de eso.


EL POLLO: Muchos de los suplementos de colágeno son derivados del pollo. Cuando cortas un pollo, te das cuenta de cuánto tejido conector tiene. Este tejido conector hace que el pollo sea una fuente de colágeno. Incluso, hay algunos estudios que muestran el uso de los pescuezos del pollo y el cartílago como tratamiento para la artritis. (Te dejo el enlace del estudio en la descripción del video.) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3426261/


PESCADO Y MARISCOS: estos también tienen huevos y ligamentos hechos de colágeno. Pero, no te hablo de la carne, sino los huesos. Aunque, la mayoría de personas no comemos las partes más ricas en colágeno: la cabeza, las escamas y los ojos. Si no te las puedes comer…hazlas en un caldo (como el caldo de hueso.)



CLARAS DE HUEVO: los huevos no tienen tejido conector pero si tienen grandes proporciones de prolina, uno de los amino ácidos necesarios para producir colágeno. Te dejo un estudio que indica justamente esto, en la descripción: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3497008/


CITRICOS Y FRUTOS ROJOS: La vitamina C juega un papel super importante en la producción de pro-colageno, este es el precursor del colágeno. Las frutas cítricas como naranja, toronja, limón, están llenas de vitamina C. Los frutos rojos por el otro lado también están llenos de vitamina C. Una onza de fresas por ejemplo tiene más vitamina C que una naranja y además de esto, los frutos rojos son anti-oxidantes, te protegen de esas arruguitas en la piel.


AJO: el ajo es alto en azufre, un mineral que te ayuda a sintetizar el colágeno. Ahora, no es que te vas a ir a comer una cabeza de ajo todos los días (te van a correr de tu casa), pero, si puedes considerar agregarlo a tus comidas a diario. ¡Ojo! No comas demasiado ajo porque todo en exceso no es bueno.


HOJAS VERDES: la espinaca, la col rizada (kale), y otras hojas verdes contiene clorofila, que tiene propiedad antioxidantes, y la clorofila incrementa el precursor del colágeno en la piel.


FRIJOLES: son altos en proteína (aunque también son carbohidrato, ojo) y contienen los amino ácidos necesarios para la sintetización de colágeno y son ricos en cobre, otro nutriente necesario para la producción de colágeno.


ANACARDOS o SEMILLAS MARAÑÓN: estos frutos secos son ricos en zinc y cobre, que le ayudan a tu cuerpo a producir colágeno, además son deliciosos y te mantienen saciada.


TOMATES Y CHILES MORRONES: El tomate también es una fuente de Vitamina C, y licopeno un antioxidante poderoso para tu piel. Los chiles marrones, especialmente los rojos, contienen grandes cantidades de Vitamina C y capsaicina, un compuesto anti-inflamatorio que te puede ayudar a combatir las señales de envejecimiento.

Si quieres obtener mejores resultados, la clave está en la variedad: alimentos a base de plantas y alimentos a base animal. Y, siempre debes ser consciente de que el consumo excesivo de azúcar y alimentos procesados puede dañar tu producción de colágeno y causar inflamación, así que ojo con eso también.

Si estás embarazada o eres mamá posparto, estos alimentos no deben faltar en tu dieta. Especialmente si estás en algún programa de rehabilitación y fortalecimiento posparto (como STRONG MOM) para que puedas darle un boost a ese colágeno que necesitas para reconstruir esa faja abdominal y suelo pélvico.

Así que ahí lo tienes, te dejo tarea para el resto del mes para que comiences a incorporar alimentos ricos en colágeno o que promueven la producción de colágeno en tu cuerpo.

10 views0 comments

Recent Posts

See All